Todosociosanitario

 

 

 

 

 

 

 

INCAPACITACIÓN. TUTELA, CURATELA Y DEFENSOR JUDICIAL(PARTE II)

 

La primera parte de este artículo versaba sobre nociones generales de la incapacitación y se abordó el concepto jurídico de tutela. Y esta continuación se dedicará a la curatela y el defensor judicial.

 

II.- LA CURATELA

 

La institución de la curatela se instaurará respecto de:

 

1.º Los emancipados cuyos padres fallecieren o quedaran impedidos para el ejercicio de la asistencia prevenida por la Ley.

 

2.º Los que obtuvieren el beneficio de la mayor edad.

 

3.º Los declarados pródigos.

 

Asimismo, procede la curatela para las personas a quienes la sentencia de incapacitación o, en su caso, la resolución judicial que la modifique, coloquen bajo esta forma de protección en atención a su grado de discernimiento.

 

El objeto de la curatela es la intervención del curador en los actos que los menores o pródigos no puedan realizar por sí solos; para el caso de los incapacitados, el curador intervendrá en aquellos actos que expresamente imponga la sentencia que la haya establecido.

 

Se aplican a la curatela las normas previstas de la tutela para los casos de nombramiento, inhabilidad, excusa y remoción.

 

III.- DEFENSOR JUDICIAL

 

Se nombrará un defensor judicial que represente y ampare los intereses de quienes se hallen en alguno de los siguientes supuestos:

 

• Cuando en algún asunto exista conflicto de intereses entre los menores o incapacitados y sus representantes legales o el curador. En el caso de tutela conjunta ejercida por ambos padres, si el conflicto de intereses existiere sólo con uno de ellos, corresponderá al otro por ley, y sin necesidad de especial nombramiento, representar y amparar al menor o incapacitado.

 

• En el supuesto de que, por cualquier causa, el tutor o el curador no desempeñare sus funciones, hasta que cese la causa determinante o se designe otra persona para desempeñar el cargo.

 

El nombramiento del defensor judicial se efectúa en un expediente de jurisdicción voluntaria, de oficio o a petición del Ministerio Fiscal, del propio menor o de cualquier persona capaz de comparecer en juicio, nombrándose a quien se estime más idóneo para el cargo.

 

Respecto de las causas de inhabilidad, excusas y remoción se aplican a la figura del defensor judicial las mismas que las de tutores y curadores.

 

 

 

María Dolores Morón Raya

Abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla

GESLEGE ASESORES

ABOGADOS, ASESORES JURIDICOS, FISCAL, LABORAL Y CONTABLE

 

 

"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano". Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano". Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano". Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense
Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios
"Si ayudo a una sola persona a tener esperanza, no habré vivido en vano". Martin Luther King (1929-1968) Religioso estadounidense

INCAPACITACIÓN. TUTELA, CURATELA Y DEFENSOR JUDICIAL(PARTE II)

 

La primera parte de este artículo versaba sobre nociones generales de la incapacitación y se abordó el concepto jurídico de tutela. Y esta continuación se dedicará a la curatela y el defensor judicial.

II.- LA CURATELA

 

La institución de la curatela se instaurará respecto de:

 

1.º Los emancipados cuyos padres fallecieren o quedaran impedidos para el ejercicio de la asistencia prevenida por la Ley.

 

2.º Los que obtuvieren el beneficio de la mayor edad.

 

3.º Los declarados pródigos.

 

Asimismo, procede la curatela para las personas a quienes la sentencia de incapacitación o, en su caso, la resolución judicial que la modifique, coloquen bajo esta forma de protección en atención a su grado de discernimiento.

 

El objeto de la curatela es la intervención del curador en los actos que los menores o pródigos no puedan realizar por sí solos; para el caso de los incapacitados, el curador intervendrá en aquellos actos que expresamente imponga la sentencia que la haya establecido.

 

Se aplican a la curatela las normas previstas de la tutela para los casos de nombramiento, inhabilidad, excusa y remoción.

 

III.- DEFENSOR JUDICIAL

 

Se nombrará un defensor judicial que represente y ampare los intereses de quienes se hallen en alguno de los siguientes supuestos:

 

• Cuando en algún asunto exista conflicto de intereses entre los menores o incapacitados y sus representantes legales o el curador. En el caso de tutela conjunta ejercida por ambos padres, si el conflicto de intereses existiere sólo con uno de ellos, corresponderá al otro por ley, y sin necesidad de especial nombramiento, representar y amparar al menor o incapacitado.

 

• En el supuesto de que, por cualquier causa, el tutor o el curador no desempeñare sus funciones, hasta que cese la causa determinante o se designe otra persona para desempeñar el cargo.

 

El nombramiento del defensor judicial se efectúa en un expediente de jurisdicción voluntaria, de oficio o a petición del Ministerio Fiscal, del propio menor o de cualquier persona capaz de comparecer en juicio, nombrándose a quien se estime más idóneo para el cargo.

 

Respecto de las causas de inhabilidad, excusas y remoción se aplican a la figura del defensor judicial las mismas que las de tutores y curadores.

 

 

 

 

María Dolores Morón Raya

Abogada del Ilustre Colegio de Abogados de Sevilla

GESLEGE ASESORES

ABOGADOS, ASESORES JURIDICOS, FISCAL, LABORAL Y CONTABLE

Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios