Todosociosanitario

EL CONCEPTO DE SALUD EN LOS MAYORES

Según la Organización Mundial de la Salud, ésta se define como “Un estado de completo de bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".

 

Sin embargo, en la vida cotidiana y debido a características personales, culturales, generacionales, etc., que rodean a muchos mayores, el concepto de salud se ve muy reducido y basado exclusivamente en la dimensión física “cumpliendo sólo con el tratamiento médico prescrito” y en las actividades básicas de la vida diaria. La salud no se concibe desde el modelo biopsicosocial ni el trabajo multidisciplinar e interdisciplinar que llevan a cabo todas aquellas disciplinas allegadas a la atención sociosanitaria que intervienen con la población mayor.

 

Es obvio que esta actitud no favorece a la salud de las personas mayores por lo que sería conveniente que todos aquellos profesionales de la atención sociosanitaria (personal de enfermería, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas ocupacionales, fisioterapeutas, etc.) aportáramos nuestros conocimientos.

 

Desde este artículo sugiero la puesta en marcha en centros de atención primaria y servicios asistenciales como centros de servicios sociales, unidades de estancia diurna, residencias geriátricas, etc. de charlas informativas destinada a personas mayores, familiares y cuidadores con el fin de sensibilizar a esta población y modificar este concepto tan obsoleto de salud.

 

El objetivo no es fácil teniendo en cuenta que el concepto de salud para muchas personas mayores no pasa por recibir otro tipo de intervención que no sea el de un tratamiento exclusivamente médico (general y/o especialista). La modificación del esquema mental y estilo de vida de las personas mayores requiere un esfuerzo por parte de todos.

Por ello, las personas mayores institucionalizadas o no, deben someterse a una rutina diaria de actividades con el fin de mantener un estado de salud lo más favorable posible y que aborde la salud en todas sus dimensiones para no caer en la monotonía.

 

Pensando en un modelo de atención integral centrada en la persona y teniendo en cuenta el respeto pleno a la  dignidad, derechos, intereses y preferencias de nuestros mayores, como referencia aportamos el modelo de calidad de vida de Schalock y Verdugo, basado en ocho dimensiones: Bienestar físico, bienestar emocional, relaciones interpersonales, inclusión social, desarrollo personal, autodeterminación y derechos y bienestar material.

 

Para cumplir con los objetivos de estas dimensiones debemos poner en marcha programas de intervención que promocionen la salud, el mantenimiento cognitivo, la intergeneracionalidad, etc. Entre otros, podemos destacar talleres como la Diabetes, Gerontogimnasia, etc. que cubran necesidades del bienestar físico; Psicoestimulación para necesidades del bienestar emocional; Actividades Básicas de la Vida Diaria para necesidades de desarrollo personal, etc.

 

Esta programación de actividades ha de fomentar y optimizar, en la medida de lo posible, la independencia funcional en el desempeño de las actividades de la vida diaria de los mayores.

 

Por último, convendría recordar que la modificación del esquema mental mencionado anteriormente no sólo englobaría a las personas mayores, familiares y cuidadores, sino también a aquellos profesionales que ejercemos nuestra profesión para que desde el modelo biopsicosocial trabajemos de forma multidisciplinar e interdisciplinar.

 

Miguel Angel Rosa Beltrán

Psicólogo. Neuropsicólogo de la Residencia Geriátrica Municipal Vicente Ferrer de Castiblanco de los Arroyos

 

 

Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios
Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios