CINCO DETALLES IMPRESCINDIBLES PARA SER UN BUEN PROFESIONAL DE LA AYUDA A DOMICILIO

La profesión de Auxiliar de Ayuda a Domicilio o Atención sociosanitaria a personas en el domicilio es una de las más bonitas que se puedan ejercer pues está colmada de valores sociales. Por eso queremos dejaros unos detalles que debéis tener muy en cuenta especialmente aquellas personas que estéis comenzando actualmente en este sector. También queremos recomendaros que repaséis en nuestra página el certificado de profesionalidad de la ayuda a domicilio en el que se especifican todas vuestras competencias profesionales y que ya trataremos más en profundidad en otro análisis.

 

 

 PRIMER PUNTO: PREPÁRATE TÉCNICAMENTE

 

 Y no lo decimos porque tengas títulos que justifiquen tu profesionalidad sino porque has de manejar tanto los conceptos como los procedimientos de tu profesión. Tienes que desenvolverte con soltura en las tareas propias de tu trabajo, que son muchas: aseos, cambios posturales, apoyo doméstico, movilizaciones, manejo de situaciones conflictivas, etc. ¡No dejes de formarte!

 

 

 SEGUNDO PUNTO: LA PUNTUALIDAD ES UN VALOR

 

 Debes ser puntual tanto con los servicios a los que atiendes como con la empresa si te cita para cualquier tema. Uno de los comportamientos que peor impresión causan es la impuntualidad.

 

 

 

Bien es cierto que en este trabajo te mueves de un domicilio a otro y a veces por cuestiones ajenas a ti te tienes que retrasar, en ese caso avisa de tu retraso y los motivos del mismo.

 

 

 

Intenta planificar bien tus horarios, servicios y desplazamientos. De esta forma minimizarás las perdidas de tiempo.

 

 

 

Recuerda, la puntualidad será una aspecto de ti que valorarán los demás.

 

 

TERCER PUNTO: EL DOMICILIO EN EL QUE TRABAJAS ES UN TEMPLO

 

 

Respeta sus bienes y su organización como si fueran tuyos. No te apresures a proponer cambios de distribución o mobiliario (salvo que sea porque conlleve peligro para la persona o personas del domicilio), pues estas personas llevan muchos años acompañadas de sus enseres y existe un gran vínculo emocional con los mismos.

 

 

Su casa, son sus recuerdos, su memorial vital.

 

 

 CUARTO PUNTO: HAY QUE SABER DECIR LAS COSAS

 

Ten en cuenta que en la mayoría de tus servicios vas a convivir con personas mayores que tienen déficits sensoriales y quizás un nivel formativo bajo, por ello es muy importante que acomodes tu lenguaje a sus capacidades para que te puedas comunicar adecuadamente. Respeta sus costumbres y si por su seguridad o salud tenemos que hacer una indicación siempre tendremos que hacerla  con la máxima HABILIDAD SOCIAL.

 

Las Habilidades Sociales son fundamentales en el trabajo con personas y el no manejarnos competentemente en este ámbito de las relaciones personales nos puede acarrear muchos problemas en esta profesión. Por ello también dedicaremos un artículo especial a este asunto tan importante.

 

 

QUINTO PUNTO: FAMILIA Y EMPRESA SON ALIADOS

 

 La persona que se dedica a la ayuda a domicilio sabe que tiene que convivir tanto con la familia de los usuarios como con las necesidades de la propia empresa y eso da lugar en muchas ocasiones a situaciones incómodas en las que no se sabe muy bien que hacer. Nuestra recomendación es que afrontes estas situaciones con delicadeza pero con firmeza desde los primeros momentos tanto con la empresa como con las familias. A la larga esto será bueno para todos porque aclarará la posición de cada uno.

 

Finalmente deciros que todos estos puntos tienen que ver más con las actitudes que con las aptitudes (que también son importantes) y que cada día en tu trabajo te debes hacer preguntas como ¿podría realizar mejor esta tarea?, ¿me he comunicado bien con el usuario? Y muchas otras.

 

 

Todosociosanitario

Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios
Todosociosanitario. Todo para los profesionales sociosanitarios